La Importancia del Corcho

¿¿Por qué se embotella con corcho el vino?El corcho y su importancia en el embotellado del vino

Estilo clásico VS moderno en Rioja

¿Se puede hablar de vinos clásicos o modernos?¿Qué les diferencia? La evolución del vino en DO Rioja

La música mejora el sabor del vino

Está demostrado científicamente que un buen sonido ayuda a saborear mejor un determinado alimento. Es el caso del vino y la música, un reciente estudio señala que las personas que escuchan una música agradable mientras beben vino, este les sabe mejor.

¿Cómo influye el vino en nuestra salud?

Todos los beneficios que aporta a nuestro organismo un consumo responsable de vino cada día

Nuestra tienda online

Si quieres comprar vino a los mejores precios entra en nuestra tienda online Compra-vino con una atención personalizada e individualizada para todos nuestros clientes

Mostrando entradas con la etiqueta Variedades de la vid I. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Variedades de la vid I. Mostrar todas las entradas

28 abr. 2014

Variedades de la vid I

Las variedades con las que un vino se produce son fundamentales para determinar qué tipo de vino se va a producir, cuáles van a ser sus cualidades y cómo su calidad. Conocer la variedad que se ha utilizado en la elaboración es muy interesante para el consumidor. Este dato le proporciona una información esencial sobre el sabor y el carácter del vino que hay en la botella que se dispone a comprar. Un vino Chardonay tendrá, por ejemplo, ciertas características gustativas debidas a su origen. Aunque la variedad no es más que uno de los factores determinantes del sabor, el suelo y la técnica de vinificación pueden ser en ocasiones más importantes aún.


Nos gustaría inaugurar una sección de variedades de la vid, en donde cada lunes de la semana se publique un artículo que hable de diferentes variedades con las que se puede producir un vino, y de esta forma acercar más al consumidor las características del vino.

En esta entrada vamos a tratar 3 variedades muy conocidas en la cultura del vino: Cabernet Sauvignon, Albariño y Garnacha.
·  

       Cabernet Sauvignon:

Es la variedad tinta con más fama en todo el mundo. Su cepa se desarrolló en Burdeos (Francia) y su nombre comenzó a ser conoció a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.
Pero dado que tiene un rendimiento bajo, la Cabernet Sauvignon sólo se cultiva donde se pretende obtener un vino de calidad. Sus frutos son muy oscuros, pequeños y con una piel gruesa. Da lugar a un vino austero, tánico y muy coloreado, que se mezcla a menudo con otras variedades como la Cabernet Franc y la Merlot.
Tiene una maduración bastante tardía, lo que limita su cultivo a zonas templadas con otoños suaves. En un clima muy cálido y en suelos fértiles, el vino puede resultar “confitado” y falto de acidez, en climas más frescos puede presentar en cambio, aromas a hierbas. Pese a todo, la Cabernet Sauvignon se adapta a condiciones variables.
Los catadores de vino la identifican por su color: Rojo sombrío con una nota violácea durante su primera juventud, que deriva al rojo ladrillo con el tiempo. Su aroma recuerda a grosellas en los vinos jóvenes y a la madera del cedro a los más evolucionados. El gusto de los vinos jóvenes es bastante áspero, a causa de sus taninos, y se aprecia la armonía que existe entre los aromas afrutados de la cepa, la concentración de sus taninos y el aporte de la madera.




  •  Albariño:


De esta variedad nace uno de los vinos blancos varietales con más personalidad y estilo de España. Hoy en día es considerada la mejor variedad blanca de Galicia y una de las más prometedoras de nuestro país.
La mayor concentración de cultivo se encuentra dentro de la denominación de origen Rías Baixas, en Galicia.
Es una cepa vigorosa, de brotación temprana y maduración media. Crece bien en terrenos arenosos con buen drenaje y ligeramente ácidos, pero también se adapta a suelos más sólidos siempre que sean frescos y algo húmedos.
Se elaboran vinos de color amarillo-verdoso, extraordinariamente aromáticos, con buen equilibrio y magnifico paladar. La gama aromática constituye una de sus mejores características: Son intensamente florales y frutales frescos cuando son jóvenes y presentan matices más complejos, de manzana madura, plátano, caramelo o miel cuando evolucionan más. En boca son frescos, con cierto tacto untuoso, sin faltarles la acidez suficiente para mantenerlos vivos y sabrosos.



·        
                 Garnacha:


Todos los indicios apuntan a España como la patria originaria de la garnacha tinta. Se considera que es originaria de la zona de Aragón, concretamente de tierras de la provincia de Zaragoza, desde donde se extendió paulatinamente a las regiones limítrofes, de allí a casi toda España, más tarde cruzó los Pirineos para instalarse en el sur de Francia y hoy se encuentra representada en una buena parte de los países vitivinícolas de todo el mundo.
Es una cepa muy vigorosa, resistente a la sequia, sensible al mildiu y la botrytis, y de brotación y maduración tardía. Con ella se obtienen vinos de buena graduación alcohólica, de atractivo color rojo dorado y acidez moderada. No obstante, estos vinos envejecen pronto y son sensibles a la oxidación. Aunque son típicos los rosados navarros, frescos y frutales, su mayor aportación se centra en la mezcla para la elaboración de numerosos tintos de renombre universal.




Con estas tres variedades cerramos el artículo de hoy, esperamos que hayan sido fáciles de entender y útiles para vuestro conocimiento sobre el gran mundo del vino. En la próxima entrada de “Variedades de la vid II” hablaremos del Tempranillo, Moscatel, Palomino y Gamay.