La Importancia del Corcho

¿¿Por qué se embotella con corcho el vino?El corcho y su importancia en el embotellado del vino

Estilo clásico VS moderno en Rioja

¿Se puede hablar de vinos clásicos o modernos?¿Qué les diferencia? La evolución del vino en DO Rioja

La música mejora el sabor del vino

Está demostrado científicamente que un buen sonido ayuda a saborear mejor un determinado alimento. Es el caso del vino y la música, un reciente estudio señala que las personas que escuchan una música agradable mientras beben vino, este les sabe mejor.

¿Cómo influye el vino en nuestra salud?

Todos los beneficios que aporta a nuestro organismo un consumo responsable de vino cada día

Nuestra tienda online

Si quieres comprar vino a los mejores precios entra en nuestra tienda online Compra-vino con una atención personalizada e individualizada para todos nuestros clientes

Mostrando entradas con la etiqueta Los viñedos de Ribera del Duero. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Los viñedos de Ribera del Duero. Mostrar todas las entradas

19 ago. 2014

Los viñedos de Ribera del Duero


Pesquera de Duero se encuentra en la región occidental de la denominación de origen Ribera del Duero. Es el feudo de Alejandro Fernández y su famoso vino tinto Pesquera. Siguiendo un poco hacia el oeste, se llega a Valbuena de Duero, y la mítica bodega Vega Sicilia, cuyas características geológicas y climáticas son prácticamente idénticas.

Desde el punto de vista geológico, la Ribera del Duero está constituida por una gran cubeta de origen tectónico formadas a finales del Mesozoico y que fue rellenándose durante el Terciario con sedimentos detríticos y evaporíticos.

El espesor del Terciario es, en general, muy grande y puede alcanzar los 2000 metros. El mayor volumen de sedimentos terciarios está constituido por capas más o menos lenticulares de arenas limosas o arcillosas englobadas en una matriz limosa y arcillo-arenosa o con menos frecuencia, arcillosa caracterizada en su conjunto por frecuentes cambios de facies tanto vertical como horizontalmente.

La naturaleza de los suelos comprende arenas, calizas, margas y arcillas, con y sin yeso. Dentro de esta gran variabilidad, sólo extractos concretos son óptimos para la calidad del vino. En gran parte de estos suelos existe un horizonte superficial de espesor útil variable pero generalmente superior a los 60 cm, que incluye una capa arcillosa, lo que permite un buen desarrollo de las raíces en unas condiciones de fertilidad suficiente, aunque no excesiva. Este horizonte superficial reposa sobre un horizonte petrocálcico, generalmente muy profundo.

La morfología del relieve está determinada por la naturaleza de los materiales terciarios y la influencia del propio río Duero y su red de afluentes. Los niveles de páramos, próximos a 1000 m. que delimitan la región de laderas y cuestas, junto con el sistema de terrazas, configuran el relieve sobre el que es frecuente que, hacia el oeste, se hayan asentado importantes extensiones arenales.

La propia heterogeneidad de los suelos de la región permite utilizar emplazamientos diversos (Laderas, vaguadas…), con características muy diferentes en cuanto a profundidad, textura, contenido en caliza… De esta forma, es posible adaptarse a condiciones climáticas adversas (Heladas, sequías…) o situar las variedades de vid en su ubicación óptima, buscando el mejor equilibrio entre desarrollo vegetativo y producción, con una buena maduración de la uva.

El viñedo se ha ubicado fundamentalmente en las zonas más adecuadas para obtener esta buena maduración, que corresponden a las situadas en las laderas, entre 700 y 800 m.

La región tiene un clima de tipo xérico, con una pluviometría media de unos 450 mm y con un prolongado periodo de sequía estival. En estas condiciones, el papel del suelo como regulador de la alimentación hídrica es esencial. Los tipos de suelo más utilizados, con su profundo horizonte calizo, satisfacen plenamente esas exigencias del agua, permitiendo un aporte paulatino en verano que induce un ligero estrés hídrico, sobre todo en las fases de maduración del fruto. Esto unido a las fuertes radiaciones solares estivales y los altos saltos térmicos día-noche producen una uva de óptima calidad.