La Importancia del Corcho

¿¿Por qué se embotella con corcho el vino?El corcho y su importancia en el embotellado del vino

Estilo clásico VS moderno en Rioja

¿Se puede hablar de vinos clásicos o modernos?¿Qué les diferencia? La evolución del vino en DO Rioja

La música mejora el sabor del vino

Está demostrado científicamente que un buen sonido ayuda a saborear mejor un determinado alimento. Es el caso del vino y la música, un reciente estudio señala que las personas que escuchan una música agradable mientras beben vino, este les sabe mejor.

¿Cómo influye el vino en nuestra salud?

Todos los beneficios que aporta a nuestro organismo un consumo responsable de vino cada día

Nuestra tienda online

Si quieres comprar vino a los mejores precios entra en nuestra tienda online Compra-vino con una atención personalizada e individualizada para todos nuestros clientes

Mostrando entradas con la etiqueta El trabajo de un viticultor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El trabajo de un viticultor. Mostrar todas las entradas

25 abr. 2014

El trabajo de un viticultor

El trabajo de un viticultor



Cada año, el ciclo biológico de la vid se repite de la misma manera en todos los viñedos del mundo. El trabajo del viticultor no ha cambiado: Vigilar el crecimiento, combatir las malas hierbas, los insectos y las plagas de la vid, y vendimiar en el momento más oportuno.
La vid es a la vez una planta vivaz y un árbol frutal. Cumple un ciclo anual de producción de frutos y su propio ciclo de vida. Al principio mero esqueje, se convierte en una vid joven antes de alcanzar la madurez y la plena producción, que va disminuyendo con el paso del tiempo. Una cepa puede llegar a vivir un siglo o más, pero la mayor parte de los productores arrancan las vides que pasan de los cuarenta años porque producen cada vez menos racimos. Sin embargo, cuanta más edad tiene una vid se aprovechan mejor los recursos del terreno, y se producen vinos más aromáticos y de mayor calidad.


Estos son los trabajos que se realizan cada mes al cabo de un año en las viñas:


·         Enero: Poda a mano de la vid.

·         Febrero: Poda de la vid.

·         Marzo: La vid despierta su letargo invernal y se efectúa una primera cava
.
·         Abril: Salida de los primeros pámpanos. Plantación de vides nuevas y reparación de las espalderas.

·         Mayo: Las heladas primaverales están al acecho. Se realiza una segunda cava (Binadura).

·         Junio: Floración. Se emparran los sarmientos nuevos.

·         Julio: Se limpia la vid desmochando los vástagos más largos. Si la vid es generosa se efectúa una vendimia denominada “Vendimia en verde” eliminando una parte de los racimos jóvenes para limitar los rendimientos.

·         Agosto: Segunda vendimia en verde.

·         Septiembre: Comienzo de la vendimia. En viñedos donde hace mucho calor se trabaja por la noche para aprovechar el fresco (D.O. Rueda).

·         Octubre: Fin de la vendimia. Se abona la tierra con estiércol y fertilizantes.

·         Noviembre: Se podan los sarmientos grandes y se hace un tratamiento contra el mildiu. Nueva cava.

·         Diciembre: Se reparan los canales de drenaje y se arreglan los caminos, las terrazas y los muros. Comienza la poda de la vid.


Estas etapas descritas corresponden a viñedos de climas templados. En climas más fríos o más calurosos estás etapas se franquean antes o después. También recordar que en el hemisferio sur las estaciones están invertidas.



Al comienzo de la primavera, la savia de la planta asciende y comienzan a brotar los pámpanos sobre los sarmientos. Después los pámpanos siguen creciendo y salen las hojas. A finales de mayo o en junio comienzan a salir los primeros embriones de las flores. En ese momento lo más importante es el tiempo, y los viticultores temen las lluvias. Los frutos aparecen a partir de julio más o menos.

El potencial de una cosecha, en volumen y en calidad, se establece incluso antes de que comience el año. El complejo ciclo de la vid hace que el vino de un año procesa de sarmientos cuya formación había comenzado el año anterior.

Son varios los periodos críticos del ciclo biológico de la vid: El primero de ellos es la primavera donde las heladas inoportunas pueden estropear los pámpanos tiernos. En el mes de junio, la floración determina el volumen de la cosecha y la fecha de comienzo de la vendimia, una floración tardía supone, en general, una vendimia igualmente tardía. Los meses de julio y agosto pueden ser peligrosos en cuanto al tiempo húmedo y lluvioso: El mildiu y la podredumbre pueden invadir el viñedo si no se protege mediante los tratamientos correspondientes. En septiembre el sol es vital para que las uvas lleguen a la plena madurez y la ausencia de agua permitirá recoger un fruto que no esté hinchado de agua.


El objetivo es llegar a una uva madura, aunque el contenido en azúcares no es el único criterio de madurez: A medida que aumenta, disminuye la acidez. El momento ideal para vendimiar, dependerá por tanto, del equilibrio entre azúcares y acidez que el viticultor determina mediante análisis.