La Importancia del Corcho

¿¿Por qué se embotella con corcho el vino?El corcho y su importancia en el embotellado del vino

Estilo clásico VS moderno en Rioja

¿Se puede hablar de vinos clásicos o modernos?¿Qué les diferencia? La evolución del vino en DO Rioja

La música mejora el sabor del vino

Está demostrado científicamente que un buen sonido ayuda a saborear mejor un determinado alimento. Es el caso del vino y la música, un reciente estudio señala que las personas que escuchan una música agradable mientras beben vino, este les sabe mejor.

¿Cómo influye el vino en nuestra salud?

Todos los beneficios que aporta a nuestro organismo un consumo responsable de vino cada día

Nuestra tienda online

Si quieres comprar vino a los mejores precios entra en nuestra tienda online Compra-vino con una atención personalizada e individualizada para todos nuestros clientes

Mostrando entradas con la etiqueta El embotellado. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El embotellado. Mostrar todas las entradas

10 jun. 2014

El Embotellado

El embotellado




Una vez acabada la crianza, el vino se embotella y abandona la bodega para ser comercializado. El embotellado, la tarea más prosaica y al mismo tiempo más técnica, comporta un aspecto importante de cara a la longevidad del vino: La elección del corcho.

¿Qué es el corcho? Verdadero anacronismo en la era de las soluciones técnicas, este superviviente de la época romana, recuperado en el siglo XVIII, se mantiene en vigor pese a todas las tentativas para encontrarle un sustituto. Existen muchos materiales, como los plásticos o los metales, que podrían cubrir su función. Sin embargo, el corcho sigue siendo el sello sagrado, no solamente para los vinos de categoría sino incluso para la mayor parte de los vinos comunes.



El corcho posee, sin duda, propiedades físicas originales y es ideal para tapar una botella de cristal. Sus células microscópicas forman ventosas que se adhieren perfectamente al cuello. Por otra parte, el corcho es impermeable a los líquidos, inerte, no reacciona al contacto con el vino y no se pudre. Sólo algunos insectos nocivos y ciertos hongos pueden dañarlo; tomando las disposiciones adecuadas, estos inconvenientes pueden fácilmente evitarse. Ningún material sintético ofrece tal combinación de cualidades ni la misma garantía de longevidad, lo que explica su incontestable supremacía.

El corcho proviene de la corteza del alcornoque. El ciclo de su cosecha es prolongado, de 9 a 15 años según el país de origen. Un árbol produce corcho utilizable después de llegar a los 50 o 75 años de edad. Portugal es el principal productor mundial, seguido de España, Argelia, Marruecos, Francia e Italia. Los alcornoques sólo crecen en esta pequeña región occidental de la cuenca mediterránea.



Los productores de vino eligen sus corchos según el tiempo de crianza en botella previsto: Los blancos destinados a ser bebidos pronto tienen corchos cortos, de calidad mediocre; los crus de Burdeos y los oportos milesimados exigen, por contra, corchos largos y de la mejor calidad. Bien conservado en bodega, un buen corcho puede proteger al vino incluyo durante un siglo; aunque, como medida de seguridad, las grandes bodegas cambian los corchos de los vinos de sus vinotecas cada 20 o 30 años.


La botella de cristal es al menos tan importante para el vino como el tapón de corcho. El vidrio es un material inerte e inalterable: Un conjunto de cualidades tan raras como las del corcho. Hasta finales del siglo XVIII, la mayor parte de las botellas eran esféricas, y por tanto difíciles de almacenar en posición horizontal. La lenta evolución de la botella hasta llegar al modelo alto y recto que conocemos hoy, fácil de almacenar horizontalmente y que permite el contacto del corcho con el vino, fue esencial para los vinos de categoría, ya que ofrece las mejores condiciones de envejecimiento.