La Importancia del Corcho

¿¿Por qué se embotella con corcho el vino?El corcho y su importancia en el embotellado del vino

Estilo clásico VS moderno en Rioja

¿Se puede hablar de vinos clásicos o modernos?¿Qué les diferencia? La evolución del vino en DO Rioja

La música mejora el sabor del vino

Está demostrado científicamente que un buen sonido ayuda a saborear mejor un determinado alimento. Es el caso del vino y la música, un reciente estudio señala que las personas que escuchan una música agradable mientras beben vino, este les sabe mejor.

¿Cómo influye el vino en nuestra salud?

Todos los beneficios que aporta a nuestro organismo un consumo responsable de vino cada día

Nuestra tienda online

Si quieres comprar vino a los mejores precios entra en nuestra tienda online Compra-vino con una atención personalizada e individualizada para todos nuestros clientes

Mostrando entradas con la etiqueta El Vino de Italia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El Vino de Italia. Mostrar todas las entradas

22 jul. 2014

El Vino de Italia



Las soleadas orillas del Mediterráneo vieron nacer en la antigüedad muchas civilizaciones del vino. En Italia, todavía se cultiva la vid de un extremo a otro del territorio. Conocer la gran diversidad de vinos de Italia es un verdadero desafío. Italia es uno de los mayores productores de vino del mundo, y también, uno de los que más clases y marcas distintas ofrece. Esta abundancia surge de la ubicuidad de la vid. Prácticamente no existe parcela ni finca donde no se cultive uva para hacer vino. Cada región es fiel a las tradiciones locales y protege y promueve sus propias denominaciones. Como resultado hay más de doscientas zonas vitícolas oficiales y unos dos millones de productores. Italia hace vinos de todos los estilos, y saca partido de una miríada de microclimas y emplazamientos para acentuar aún más esta diversidad.

Podemos clasificar el país en tres zonas vitícolas principales: Norte, centro y sur e islas. El norte engloba la comarca ubicada en los Alpes, Venecia, Piamonte, Módena… El Centro lo forman zonas como la Toscana, Umbría, Roma, Abruzzos… Y el sur está integrado por regiones como la de Sicilia, Cerdeña, Nápoles, Calabria o Tarento, por ejemplo.
Italia cuenta con innumerables cepas autóctonas. Un experto ha listado más de mil y la legislación de las DOC enumera 400. La mayoría de los reglamentos de denominación excluyen el empleo de vidueños franceses, tan extendidos por todo el mundo, aunque cada vez se cultiven y vinifiquen más, comercializándose como vini da tavola. Una de las razones que ha empujado a los viticultores a apartarse del sistema de las DOC es justamente la exclusión de las cepas no tradicionales. Sin embargo, ciertas DOC admiten variedades como la Merlot, la pinot blanc y la pinot gris, introducidas en el norte de Italia en el siglo XIX. En cuanto a la Cabernet Sauvignon hizo su aparición en Toscana, en la región de Chianti, hace ya dos siglos.



Entre las principales cepas italianas figuran las siguientes:

·         Barbera: Originaria de Piamonte, en la actualidad está muy extendida. Con ella se elaboran varios estilos de vinos tintos.

·         Malvasía: Familia de cepas de origen muy antiguo que presentan generalmente aromas marcados. Puede dar vinos secos o dulces, oscuros o claros, especialmente en el sur de la península.

·         Montepulciano: Ofrece vinos tintos vigorosos en Italia central.

·         Nebbiolo: Reina de las variedades tintas de Piamonte, se le deben los vinos de Barolo y Barbaresco.

·         Sangiovese: Cepa tinta de Chianti y de otras zonas de Italia central.

·         Trebbiano: Uva blanca dominante en el centro y norte de Italia.

Quizá una de las regiones vitícolas de Italia más conocidas en todo el mundo sea Emilia-Romaña, situada en la zona noreste de Italia. Bolonia, la capital, se encuentra justo en el medio, Emilia al oeste y Romaña al este. La región está limitada al norte por el Po y al oeste por los Apeninos. Las montañas sitúan a esta zona bajo la influencia climática del Adriático: Los veranos son caluroso y no es rara la sequía, mientras que los inviernos son húmedos, con brumas que invaden a menudo las llanuras.

En las grandes llanuras de Emilia, alrededor de Módena, se cultivan diversas subvariedades de la cepa tinta local lambrusco, utilizadas en cuatro denominaciones DOC distintas. El lambrusco di Sorbara es conocido por ser seco, con viva acidez y un seductor aroma de uva. Al sur se encuentra el lambrusco Grasparossadi Castelvetro, con vinos más tánicos y amplios. En cuanto al lambrusco Reggiano, al oeste, es el que más se produce, y el que más se exporta. El lambrusco Salamino di Santa Croce es similar al Grasparossa.



La región de Toscana es la zona de Italia, y quizás de Europa, donde las tradiciones vitícolas han tenido una mayor continuidad. En el siglo XIV, en los albores del renacimiento de las artes, las ciencias y la cultura, algunas grandes familias del vino, como los Frescobaldi o los Antinori, forjaron su renombre en Florencia. Actualmente, están a la cabeza de la renovación.
Toscana es famosa en el mundo entero por sus vinos tintos de Chianti que, en la década de los 60, eran conocidos, sin embargo, por su delgadez e insignificancia. Pero desde la mitad de la década de los 80 la región se ha convertido en la punta de lanza de la innovación vitícola en Italia.



Finalmente, el sur de Italia, constituye un enigma en el mundo del vino. Esta parte del país produce océanos de vinos mediocres pese a que posee muchas cepas notables, capaces de dar vinos originales.

Campania y las regiones vecinas tienen una tradición vitícola que se remonta a la Grecia antigua. Para los griegos, como para los romanos, estas orillas fértiles llevaban el nombre de Enotria, el país de las vides. Los aficionados de la antigüedad se sentirían horrorizados al ver sus viñas predilectas cubiertas por los inmuebles y las fábricas surgidas alrededor de Nápoles. La viticultura se ha refugiado en las tierras del interior, pero la calidad es desigual.


En la actualidad, enormes cooperativas disponen de cubas de acero inoxidable resplandecientes, pero parecen incapaces de sacar partido de sus costosos equipos. Sólo un puñado de productores han conseguido producir vinos apasionantes, a menudo de una excelente relación calidad-precio.