La Importancia del Corcho

¿¿Por qué se embotella con corcho el vino?El corcho y su importancia en el embotellado del vino

Estilo clásico VS moderno en Rioja

¿Se puede hablar de vinos clásicos o modernos?¿Qué les diferencia? La evolución del vino en DO Rioja

La música mejora el sabor del vino

Está demostrado científicamente que un buen sonido ayuda a saborear mejor un determinado alimento. Es el caso del vino y la música, un reciente estudio señala que las personas que escuchan una música agradable mientras beben vino, este les sabe mejor.

¿Cómo influye el vino en nuestra salud?

Todos los beneficios que aporta a nuestro organismo un consumo responsable de vino cada día

Nuestra tienda online

Si quieres comprar vino a los mejores precios entra en nuestra tienda online Compra-vino con una atención personalizada e individualizada para todos nuestros clientes

Mostrando entradas con la etiqueta ¿Cómo influye el vino en la salud?. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ¿Cómo influye el vino en la salud?. Mostrar todas las entradas

22 abr. 2014

¿Cómo influye el vino en la salud?

¿Cómo influye el vino en la salud?






¿Sabías qué beneficios puede llegar a tener sobre nuestra salud el consumo regular del vino?

Esto no es algo novedoso, pues desde hace varios años numerosos estudios médicos y científicos afirman claramente que las cualidades que posee el vino son muy beneficiosas para la salud. Así por ejemplo, el resveratrol frena los efectos del estrógeno, (hormona femenina causante principal del cáncer de mama), ayuda a reducir el riesgo de cáncer de pulmón y frena el crecimiento acelerado de células causantes del mismo.


Sus vitaminas y minerales combaten fuertemente el envejecimiento en general del cuerpo, y el particular de células (Radicales libres) causantes de numerosas enfermedades; pues el vino es un importante antioxidante que puede ayudarnos no solo a estar más jóvenes y tener un mejor aspecto físico, sino también a estar sanos y vivir mejor.
Un estudio realizado en Finlandia hace unos años a 2000 hombres bebedores habituales de vino demostró que puede llegar a reducir la tasa de mortalidad en un 34% más que en los que no lo consumen.

El vino es un gran aliado del corazón, pues reduce el colesterol malo consumiéndolo regularmente, según varios estudios lo ideal es una copa o dos al día. Esto es posible porque contiene componentes que aumentan las lipoproteínas de alta densidad (HDL) en la sangre. También reduce la tensión arterial y el nivel de insulina en la sangre.  

Mejora la agilidad mental y el funcionamiento del cerebro gracias a un mejor riego sanguíneo, previniendo enfermedades cerebrales como el Alzheimer, epilepsia, Parkinson…

Previene bacterias y enfermedades bucales como las caries, la gingivitis, dolor de garganta, laringitis, caída de dientes… Según un estudio italiano de la universidad de Pavia.
Son muchos los beneficios que presenta el vino sobre la salud en los seres humanos siempre que sea consumido con moderación y de manera regular. Cada vez existen más estudios con nuevos datos y mejores expectativas sobre dichos efectos pero lo más importante y de lo que debemos estar orgullosos los amantes de este preciado caldo es que podemos disfrutarlo aún más sabiendo lo bueno que resulta para nuestra salud, siempre con moderación (Claro está).


En definitiva, el vino es muy positivo para nuestra salud, ya que nos ayuda a prevenir muchas enfermedades, siempre con moderación y regularidad, pues el vino no deja de ser una bebida alcohólica que, en grandes cantidades diarias puede ocasionarnos una reversión de los beneficios que provocan, como hemos visto, sus componentes en pequeñas dosis diarias; así como otro tipo de problemas sociales como la dependencia física, alcoholismo, abstinencia… que no solo generan problemas para la propia salud de la persona sino también sociales en un país.


Nuestro consejo es beber una o dos copas de vino al día, bien durante la comida o la cena, o durante ambas, pero sin abusar. Un buen vino nos permite apreciar mejor el sabor de los alimentos sobre todo en carnes y pescados, al igual que unos buenos alimentos nos permiten apreciar mejor un vino. Como diría Francisco de Quevedo, “Para conservar la salud y cobrarla si se pierde, conviene alargar en todo y en todas maneras el uso del beber vino, por ser con moderación, el mejor vehículo del alimento y la más eficaz medicina”