10 ago. 2014

La Cabernet Sauvignon


La Cabernet Sauvignon es la variedad tinta que ha tenido más éxito en todo el mundo. Esta cepa se desarrolló en Burdeos y su nombre comenzó a ser conocido hacia finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

Pero dado que tiene un rendimiento bajo, la Cabernet Sauvignon sólo se cultiva donde se pretende obtener un vino de calidad. Sus frutos son muy oscuros, pequeños y con una piel gruesa. Produce un vino austero, tánico y muy coloreado, que se mezcla a menudo con otras variedades, como la Cabernet Franc o la Merlot.

La Cabernet Sauvignon presenta una maduración tardía, lo que limita su cultivo a zonas templadas con otoños suaves. En un clima muy cálido y en suelos fértiles, el vino puede resultar “confitado” y falto de acidez; en climas más fríos puede presentar, en cambio, aromas a hierbas. Pese a todo, e incluso si los pobres suelos de grava del Médoc parecen poseer las condiciones ideales para su cultivo, la Cabernet Sauvignon se adapta a condiciones variables.

Los catadores la identifican por su color: Rojo sombrío con matices violáceos durante su juventud, que deriva al ladrillo con el tiempo y la crianza. Su aroma recuerda las grosellas en los jóvenes y a la madera de cedro en los crianzas o reservas. El gusto de los vinos jóvenes es algo áspero, a causa de sus taninos. Se adapta a la perfección a la crianza en barrica de roble; los sumilleres buscan las notas amaderadas y aprecian la armonía que existe entre los aromas afrutados de la cepa, la concentración de sus taninos y el aporte de la madera. Esta variedad confiere una particular virtud a los vinos de guarda: Un gran burdeos tinto, de una buena añada, continuará mejorando durante decenios.

Además de los burdeos, se encuentra Cabernet Sauvignon en otros vinos franceses del suroeste, como en Begerac, o en los vinos del Midi y del Loira, donde convivee con la Cabernet Franc. En España comenzó a introducirse en el siglo XIX, cuando Marqués de Riscal la comenzó a cultivar en la Rioja, poco más tarde Vega Sicilia hizo lo mismo en Ribera del Duero y a mediados del siglo XX en Cataluña Miguel Torres y Jean Leon innovaban con esta variedad creando vinos que nunca antes se habían visto.


Son muy famosos y reconocidos algunos vinos de Torres elaborados con esta variedad (Atrium Cabernet Sauvignon, Coronas, Gran Coronas…), así como Jean Leon (Jean Leon La Scala), Marqués de Griñón o Las Mulas de Miguel Torres, aunque este último es un vino de Chile. 


Opine:

0 comentarios :

Publicar un comentario